COVID-19: Medidas de gobierno, noticias de viaje e info de reservas.

Deutsche Bahn
SNCF

Los mejores precios de cientos de compañías de tren y autobús

Únete a los millones de personas que usan Trainline cada día

Viaja a miles de destinos en 45 países

La red ferroviaria alemana es una de las más completas de Europa. La compañía que gestiona el tráfico de trenes en el país, Deutsche Bahn, gestiona más de 25.000 kilómetros de vías que conectan la mayoría de ciudades y regiones del país. A pesar de que es uno de los países más grandes del continente, los trenes de alta velocidad realizan los trayectos entre las principales urbes alemanas y entre estas y otras capitales extranjeras en pocas horas. Por poner un ejemplo, es posible viajar de Frankfurt a París en 3h 40 min.

Estaciones principales Berlín Hbf, Múnich Hbf, Frankfurt Hbf, Hamburgo Hbf
Compañías ferroviarias Deutsche Bahn, DB-SNCF, Flixtrain, TrenitaliaThalys, 
Aeropuertos Berlín Schönefeld, Berlín Tegel, Frankfurt, Múnich, Hamburgo, Düsseldorf, Colonia-Bonn
Transporte público Autobuses urbanos, trenes, metro, tranvías, taxis
Tarifas y tarjetas de descuento

BahnCard

Trenes Alemania - mapa

Si planeas visitar Alemania en pocos días, desde Trainline te recomendamos que lo hagas en tren. Y es que gracias a los múltiples servicios que operan Deutsche Bahn y sus subsidiarias regionales, viajar entre ciudades alemanas y a otras en el extranjero es muy fácil.

En pleno centro de Europa se encuentra Alemania, un país formado por 16 estados federados. Su rico patrimonio histórico y la diversidad y belleza de sus paisajes invitan a viajar cada año en los trenes a Alemania a millones de turistas que vienen atraídos por sus encantos.

En la zona norte, las costas bañadas por el mar del Norte y el Báltico, con impresionantes acantilados y salpicadas de magníficos balnearios, son el aliciente para muchos viajeros de países cercanos. Al oeste del país, el río Rin marca la frontera natural con Francia y Suiza e invita a descubrir esta zona visitando sus castillos y pintorescos pueblos. Al sur del país, la impresionante Selva Negra es una visita obligada de quienes viajan a Alemania en busca de la naturaleza.

Aunque no hay que olvidar el atractivo de sus grandes ciudades, como Hamburgo, Colonia, Düsseldorf, Fráncfort, Múnich y, sin duda, la capital Berlín.

¿Tienes pensado aterrizar en el aeropuerto de Frankfurt y de ahí viajar por Europa en tren? Pues bien, desde la capital financiera alemana puedes viajar a Berlín en 3h 52 min, visitar la Puerta de Brandeburgo, dar un paseo por el río Spree y, al día siguiente, subirte al tren de alta velocidad ICE y, en poco más de 6 horas, seguir caminando por los canales, esta vez de Ámsterdam.

Rutas de tren populares en Alemania

Entre las rutas más populares en Alemania están las que se hacen entre las tres ciudades mencionadas: Berlín, Colonia y Múnich. El viaje de Berlín a Colonia, se hace diariamente con multitud de horarios disponibles. El trayecto directo se puede hacer en 4 h 20 min, desde la estación principal de Berlín con Intercity Express (ICE), los trenes alemanes de alta velocidad. El precio va desde los 80 € hasta los 122 € en segunda clase y desde los 95 € hasta los 157 € en primera. Para reservar asiento solo hay que pagar 4,5 € más. Además, el servicio de WiFi es gratuito. Cerca de la estación central de Colonia (Köln Hbf) hay varias paradas de autobuses urbanos y taxis.

El recorrido de Colonia a Múnich, es otro de los más frecuentes dentro de Alemania. Tanto es así que cada día hay una enorme disponibilidad de horarios. El trayecto directo más corto tarda 4 h 32 min y se realiza también con Intercity Express (ICE). Los recorridos con trasbordo suelen tardar al menos 1 hora más. Las tarifas oscilan entre los 89 € y los 147 € en segunda clase, y los 105 € y 189 € en primera clase. A la llegada, a menos de 1 kilómetro desde la estación principal de trenes, Múnich se sitúa la Zentraler Omnibusbahnhof München, una estación de autobuses, que también tiene una parada de metro y de tranvía.

También es muy habitual la ruta de Múnich a Berlín, sobre todo para los viajeros que recorren varias ciudades del este del país germano. Intercity Express (ICE), la línea de alta velocidad, hace el viaje a diario con multitud de horarios donde elegir. El trayecto directo de esta línea suele durar 4 h 2 min de media. Hay otros itinerarios con trasbordo en los que solo se tarda media hora más. Los precios están comprendidos entre los 37,90 € y los 79,90 € en segunda clase y los 253 € en primera. Si se elige un recorrido con varios cambios el precio puede llegar a bajar hasta los 44 €, aunque se eleva considerablemente el número de horas a bordo. Como en los casos anteriores, la reserva de asiento se hace con gasto aparte. Al llegar a la estación principal de Berlín Hbf se puede conectar desde allí mismo con la red de autobuses urbanos, el metro o el tranvía.

Lo mejor de Alemania

Alemania es un país increíble. Bañado por las aguas del Mar Norte y el Mar Báltico, tiene más de 2.000 kilómetros de costa y varios sistemas montañosos. Al sur delimita con los Alpes, la cordillera más alta de centroeuropa. Estas son algunas de sus conocidas fiestas y regiones.

Oktoberfest

Historia / Tradición / Cerveza / Música

El Oktoberfest es la fiesta popular más importante del país. Famosa en todo el mundo, se caracteriza por reunir todos los años a más de 6 millones de personas vestidas con lederhosen (pantalones de cuero) en el parque Theresienwiese de la ciudad de Múnich. Con una duración aproximada de entre 16 y 18 días, el Oktoberfest, o feria de octubre en español, está dedicada a la bebida más famosa de Alemania: la cerveza.

El festival se celebró por primera vez en el año 1810 para celebrar el matrimonio entre el príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia y Hildburghausen. A pesar de que han pasado más de dos siglos desde la primera edición, el Oktoberfest solo dejó de celebrarse en 24 ocasiones por causas mayores, como guerras o epidemias.

Hay varias curiosidades que seguramente no sabías acerca del Oktoberfest:

  • El día de la inauguración, por ejemplo, nadie puede beber hasta que el alcalde de la ciudad de Múnich grita “¡O’zapft es!” (que fluya la cerveza).
  • Los muniqueses no lo llaman Oktoberfest, sino Wiesn, por el parque Theresienwiese donde se celebra. Además, aunque es conocido como Oktoberfest, comienza siempre en el mes de septiembre.
  • La cerveza tiene que ser producida en los límites de la ciudad de Múnich y, en promedio, contiene un 6,5% de alcohol, bastante más que las cervezas de consumo comercial.

Trenes a Múnich

Selva Negra

Senderismo / Naturaleza / Cultura

El macizo montañoso de la Selva Negra se extiende por el suroeste del país. Formado por densos bosques y picos nevados en invierno, es un destino habitual para los viajeros interesados por la cultura, el senderismo y los deportes de aventura.

Además de preciosas ciudades como Friburgo o Baden-Baden, la Selva Negra tiene impresionantes lagos -Titisee o Schluchsee-, pintorescos pueblos -Gengenbach, Saasbachwalden o Triberg- y parques de atracciones -Europapark, el más grande de Europa- atractivos para cualquier turista.

Moverse por la Selva Negra resulta especialmente interesante gracias a dos de las rutas ferroviarias más famosas de Alemania: la línea de la Selva Negra (Schwarzwaldbahn) y la línea del Valle del Infierno (Höllentalbahn).

Tren Valle del Infierno

Actualmente cerrada por reformas en las vías, la línea Höllentalbahn (Valle del Infierno en español) conecta la ciudad de Friburgo (Freiburg im Breisgau) con el municipio de Donaueschingen, lugar donde nace el famoso río Danubio. Debido a que el tren regional que cubre el trayecto debe superar más de 600 metros de nivel, el Höhentalbahn es la vía ferroviaria más escarpada del país. Está previsto que las obras terminen en noviembre de 2019.

Recorrido: Freiburg – Titisee Neustadt– Donaueschingen

Longitud: 75 km

Duración: 1h 30min

Precio desde: 20€*

Trenes de Freiburg (Breisgau) Hbf a Donaueschingen

 

Tren Selva Negra

El tren de la Selva Negra (Badische Schwarzwaldbahn) es una línea regional operada por Deutsche Bahn que recorre la región desde la noroccidental localidad de Offenburg hasta la ciudad de Constanza (Konstanz, en alemán), a orillas del lago Bodensee (Lago Constanza, en español). En sus cerca de 150 km de recorrido los trenes atraviesan 39 túneles y 2 viaductos. Asegúrate de reservar un asiento pegado a la ventana. Las vistas desde el tren son impresionantes.

Recorrido: Offenburg – Triberg – Konstanz

Longitud: 150 km

Duración: 2h 17min

Precio desde: 24€*

Trenes de Offenburg a Konstanz

Bodensee (Lago Constanza)

Deportes acuáticos / Gastronomía / Vacaciones

Después de cruzar la famosa y mística Selva Negra en tren, ¿qué mejor que relajarse a orillas del Lago Constanza?

Situado al norte de los Alpes y en el curso del río Rin, el lago Constanza (Bodensee) hace de frontera natural entre Alemania (norte), Suiza (sur) y Austria (este).

Gracias a sus playas y puertos deportivos, el Lago Constanza se ha convertido en una especie Costa Azul alemana. El sol y las buenas temperaturas de la zona atraen a turistas de alto nivel adquisitivo que se entretienen en lujosas mansiones, museos y restaurantes de alta cocina.

La enorme extensión del lago (572 km2) permite la práctica de deportes de vela y submarinismo. Además, una buena idea es recorrer las orillas del lago en bicicleta.

La principal ciudad alemana a orillas del lago es Friedrichshafen, sede del museo Zeppelin.

Trenes de Friedrichshafen a Konstanz

Ruta del Vino

Enología / Cultura / Naturaleza / Ciclismo

La Deutsche Weinstraße, o Ruta del Vino alemán, es una de las rutas vinícolas más antiguas de Alemania. Creada en el año 1935 para fomentar el turismo en la región de Renania Palatinado, parte de Wissembourg, en la frontera con Francia, y atraviesa todo el estado federado hasta la ciudad de Bockenheim.

A lo largo del camino, viñedos, pueblos y bosques salpican el paisaje. Desde el punto de partida, bajo la Puerta del vino alemán (Deutsches Weintor) en Schweigen, la ruta está marcada por carteles amarillos con un racimo de uvas.

La mejor época para realizar la ruta del vino es en octubre, mes en el que se cosechan las uvas, actividad conocida como vendimia.

Cuándo reservar billetes y cómo encontrar precios baratos

Por si no lo sabías, los precios de los billetes de tren en Alemania aumentan a medida que se acerca la fecha de salida de los trenes. Como nuestro objetivo es ayudarte a ahorrar, desde Trainline te explicamos cómo encontrar billetes baratos para viajar por Alemania y otros países europeos. Y es que, según nuestras estadísticas, los billetes de tren comprados con antelación son, en promedio, un 43% más baratos que los billetes normales.

Para más información, visita Billetes baratos de tren

Reserva con antelación

Los billetes que vende Deutsche Bahn para viajar por Alemania, Francia, Dinamarca, Suiza o República Checa, entre otros países, suelen salir a la venta con al menos 3 meses de antelación a la fecha del viaje. Para viajar a precios reducidos, asegúrate de comprar los billetes con tiempo porque suelen ser los primeros en agotarse.

Evita las horas punta

Si viajas en tren por Alemania, trata de evitar las horas punta. Y es que a primera hora de la mañana y entre las 16:00 horas y las 19:00 horas los billetes suelen ser más caros y los trenes están más congestionados.

Aprovecha las ofertas especiales

Echa un vistazo a nuestra sección de ofertas y descuentos. Si viajas con tu familia puedes beneficiarte de las tarifas para grupos y niños. Trata siempre de especificar tu fecha y horario de vuelta, ya que los billetes flexibles suelen ser más caros.

Tipos de billetes de tren en Alemania

La empresa Deutsche Bahn (DB) ofrece distintos tipos de billetes de tren a sus usuarios. Los billetes Flexpreis admiten cambios y reembolsos gratuitos hasta la víspera de la salida, con una deducción de 19 € el día de la salida. La deducción para trenes regionales es de 17,50 €.

Los billetes con tarifa reducida (Sparpreis) solo son válidos para el tren que se elija específicamente y es posible viajar entre ciudades alemanas desde 29,90 € por trayecto. También están los billetes de tarifa reducida para Europa, utilizables en 16 países europeos a partir de 19,90 €. En cuanto a los billetes con tarifa de precios reducidos para grupos, están destinados para viajes por Alemania en grupos a partir de 6 personas, desde 19,90 € cada uno. También existen los billetes de un día para una región (desde 23 €), billetes de un día para Alemania (desde 44 €) o los billetes de un día del fin de semana para Alemania (desde 44 €). Para obtener los billetes de tren más baratos se pueden usar las ofertas de los pases. El German Rail Pass, sirve a los viajeros con domicilio fuera de Europa, Rusia y Turquía para viajar por toda Alemania. El Interrail Pass tiene las mismas ventajas, pero para destinos por distintos países europeos, al igual que el Eurail Pass (para ciudadanos o residentes no europeos).

Por otro lado, si se dispone de la tarjeta BahnCard, se pueden obtener grandes descuentos, y están disponibles tanto para 1.ª como para 2.ª clase. Además, para poder comprar billetes de tren baratos es conveniente reservar con antelación y, a ser posible, fuera de las horas punta. Con Trainline se pueden reservar billetes de tren en Alemania y por toda Europa. Las reservas se pueden hacer a través de nuestra página web o de la app para dispositivos móviles. Solo hay que elegir un destino y seleccionar la fecha y horarios. En nuestra web se pueden comparar los precios de las distintas compañías. Y en menos de 1 minuto la compra estará completada, sin ningún gasto de gestión. Se puede pagar con tarjeta o con PayPal. Después solo hay que imprimir el billete en casa o en la propia estación. Además, disponemos de pases Interrail y también se pueden obtener descuentos y puntos con las tarjetas de fidelidad de los distintos países.

Precio de los billetes de tren en Alemania

La compañía ferroviaria alemana Deutsche Bahn oferta billetes de tren a precios especiales para viajar por Europa. Como el número de billetes con descuento es limitado, suelen ser puestos a la venta con 6 meses de antelación. Por esa razón, cuando los billetes más baratos se agotan el precio del resto suele aumentar progresivamente hasta el día de salida del tren.

Hay dos tipos de billetes Sparpreis Europa de Deutsche Bahn dependiendo de la longitud del trayecto:

- Desde 19,90€* para trayectos cortos. Ejemplo: Múnich (Alemania) - Innsbruck (Austria).

- Desde 39,90€* para trayectos de larga distancia. Ejemplo: Hamburgo (Alemania) - Mayrhofen (Austria).

Para más información, visita la página de Deutsche Bahn.

*Precios a 08.08.2018. El importe de los billetes puede variar dependiendo de la fecha del viaje. Sujetos a disponibilidad

Reserva billetes para viajar en tren por Alemania

Reservar billetes para viajar en tren por Europa puede resultar diferente dependiendo del país en que te encuentres. Los precios y tipos de billetes varían de una compañía ferroviaria a otra. Para viajar de Berlín a París, por ejemplo, tendrás que comprar un billete de Deutsche Bahn para desplazarte de Berlín a Frankfurt, y uno del servicio DB-SNCF en cooperación para viajar de Frankfurt a París. Para evitar las molestias de hacer varias reservas, lo mejor es que compres tus billetes a través de Trainline. Si te bajas la app de Trainline podrás comprar consultar horarios de trenes y comprar billetes de diferentes operadores en una misma reserva.

Planifica tus viajes

Si ya sabes a dónde ir, lo mejor es que visites la página de Deutsche Bahn. Allí podrás recabar información sobre billetes, servicios, horarios, rutas y tipos de trenes del operador alemán.

Si es la primera vez que viajas en tren por Alemania, no te preocupes. En la mayoría de estaciones europeas hay personal que te ayudará a encontrar el andén y el tren que debes tomar.

Antes de viajar

Normalmente recomendamos a nuestros clientes que  lleguen a las estaciones varios minutos antes de la salida de los trenes. Y es que a pesar de que en Alemania los trenes son bastante puntuales, a veces sufren retrasos y son sustituidos por otros que te llevarán a tu destino. Por esa razón, intenta viajar con tiempo y estate atento a posibles retrasos o cancelaciones.

En la estación

En Alemania casi todas las estaciones de ferrocarril  cuentan con paneles electrónicos en los que podrás consultar horarios, ver desde qué andén parte tu tren así como los retrasos o cancelaciones que sufren los servicios. Además, muchas estaciones comunican información relevante a los viajeros a través de megafonía. Las estaciones principales (conocidas como Hauptbahnhof o Hbf en alemán) suelen contar con taquillas de información y venta de billetes, compartimentos de almacenamiento de equipajes, aseos, tiendas y restaurantes donde poder comer algo mientras esperas la salida de tu tren.

 

Ciudades de Alemania: qué ver y cómo llegar en tren

Con más de 80 ciudades con al menos 100.000 habitantes, Alemania es de largo el país más poblado de la Unión Europea. Aunque muchas de ellas quedaron total o parcialmente destruidas durante la Segunda Guerra Mundial, las labores de reconstrucción llevadas a cabo sobre todo por la República Federal Alemana (RFA) en las décadas de 1940, 1950 y 1960 trataron de devolver los cascos antiguos de ciudades como Dresde, Berlín o Colonia a su estado original. Hoy en día, Hamburgo, Múnich o la propia Berlín son un referente arquitectónico y cultural no solo a nivel europeo, sino a nivel mundial.

Berlín

Capital de la República Federal de Alemania

Berlín es la capital de Alemania y la ciudad más grande del país. Con más de 4 millones de habitantes, es una de las urbes más grandes de Europa en lo que a extensión se refiere. De hecho, su tamaño es 9 veces superior al de París.

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, Berlín, al igual que Alemania, quedó dividida en dos. A pesar de que siguió siendo la capital de la República Democrática Alemana (RDA), la ciudad renana de Bonn pasó a ser la capital de la República Federal Alemana (RFA). En 1989, tras el colapso de la Unión Soviética y la caída del Muro de Berlín, comenzó la reunificación alemana (1990) y Berlín recuperó su estatus de capital del país.

Hoy en día Berlín se ha convertido en una ciudad vanguardista, en la que los vestigios del pasado se mezclan con edificios modernos, parques y zonas verdes y una población multicultural que sigue creciendo.

Berlín es sinónimo de historia, política, cultura y creatividad.

Desde la estación de Tiergarten, en el oeste de la ciudad, los visitantes pueden disfrutar de un agradable paseo por el Großer Tiergarten, el parque más grande y antiguo de Berlín, de camino al edificio del Reichstag, sede del Parlamento alemán.

A escasos minutos a pie se erige imponente la Puerta de Brandeburgo, símbolo de la ciudad, y desde allí es fácil llegar al Checkpoint Charlie, uno de los puestos fronterizos utilizados para cruzar de Berlín Oriental a Berlín Occidental durante la Guerra Fría.

Entre las decenas de museos que hay en Berlín destacan el Museo Judío, la Topografía del Terror y el Pergamon Museum, dedicado a arte clásico y el más visitado de la ciudad.

Trenes a Berlín

Hamburgo

Ciudad-estado

Con casi 2 millones de habitantes, Hamburgo es la segunda ciudad más poblada de Alemania. Su puerto, situado a orillas del río Elba, es el segundo más grande de Europa -el 1º es el de Róterdam-  y el noveno del mundo y una de las fuentes de riqueza de la ciudad.

Conectada con el Mar del Norte a través del Elba y los cientos de canales que cruzan la ciudad, Hamburgo es una ciudad muy verde con dos partes muy diferenciadas y unidas por el bulevar Jungfernstieg: la Neustadt, o ciudad nueva, y la Altstadt, o ciudad vieja.

Hamburgo es una ciudad marinera que no tiene mar, aunque sí cuenta con un inmenso lago, el Alster. Muy cerca de él se levantan la estación central de la ciudad, Hamburg Hbf, y el museo de arte Kunsthalle.

A escasos minutos a pie aparece la inmensa Rathausplatz, o plaza del ayuntamiento, desde la que los viajeros pueden visitar monumentos como la Cámara de Comercio, las iglesias de St. Nikolai y St. Petri o ir de compras por las calles Jungfernstieg y Mönckebergstrasse.

Otras dos visitas obligadas son el puerto y St. Pauli, el distrito más animado de la ciudad y sede del barrio rojo de Hamburgo, ubicado a lo largo de la calle Reeperbahn.

Trenes a Hamburgo

Bonn

Renania del Norte-Westfalia

Situada a orillas del río Rin, Bonn es una ciudad universitaria que, durante cuatro décadas fue capital de la República Federal Alemana (RFA). Elegida por el entonces canciller Konrad Adenauer, oriundo de la región, la ciudad se convirtió en capital de Alemania Occidental y vivió un desarrollo urbanístico enorme durante las décadas de 1950 y 1960.

Bonn, además, es la ciudad donde nació el compositor alemán Ludwig van Beethoven. En el barrio antiguo (Altstadt) es posible visitar la casa museo donde pasó varios años el famoso pianista.

La ciudad ha ido creciendo a ambas orillas del río Rin y, para cruzar de un lado a otro, hay varios puentes. Uno de ellos, el Kennedybrücke, conecta el barrio de Beuel con el Altstadt.

Aunque las cercanas ciudades de Colonia y Düsseldorf son más grandes que Bonn, la antigua capital alemana recibe miles de turistas todos los años. La calle Heerstrasse (en la imagen) es un imán para los amantes de la fotografía que, sobre todo en primavera, recorren sus aceras para tomar instantáneas de los cerezos en flor.

Asimismo, Bonn cuenta con varios museos dedicados al arte (Kunsthalle y Kunstmuseum) y la historia alemana (Haus der Geschichte), una catedral (Münster) que data del siglo XI y el parque Rheinaue, uno de los parques urbanos más grandes de Alemania.

Trenes al aeropuerto Colonia/Bonn

Colonia

A orillas del Rin

Varias compañías ferroviarias europeas como Thalys o SNCF conectan ciudades de países vecinos como Francia, Países Bajos o Bélgica con la alemana ciudad de Colonia, terminando o continuando su trayecto en la estación central de Colonia, Köln Hbf. Se encuentra situada a tan solo 50 metros del edificio más representativo de la ciudad, la catedral de Colonia. El imponente templo gótico ofrece una de sus mejores perspectivas desde el otro lado del puente ferroviario Hohenzollern, que se puede cruzar a pie por la zona peatonal y en el que muchas parejas atan candados con sus nombres.

A 5 minutos se encuentra el ayuntamiento, una auténtica joya del Renacimiento. Otra visita imprescindible en Colonia es la iglesia románica de St. Gereon, a la que se llega caminando en 20 minutos. A menos de 2 kilómetros se ubica otra iglesia románica, la de Santa María del Capitolio, muy cerca de las orillas del Rin.

Entre las plazas más animadas de Colonia se encuentran la plaza Heumarkt, donde se instala el mercado de Navidad; la Alter Markt, rodeada de múltiples cafeterías y con vistas al ayuntamiento; y la Fischmarkt, donde se aloja la iglesia Gross St. Martin. Se puede llegar a este enclave dando un agradable paseo junto al río y recorriendo un encantador barrio de casas de colores.

Trenes a Colonia

Múnich

Capital de Bavaria

Las estaciones de trenes de larga distancia de Múnich son München-Pasing, München Ost, y la estación central de trenes München Hbf, desde donde se llega a la céntrica Marienplatz en un paseo de 15 minutos. Esta plaza es el alma de la ciudad, donde se encuentra el nuevo ayuntamiento, que tiene uno de los mayores atractivos turísticos de Múnich, el Glockenspiel, un reloj con figuras que danzan al son de la música cuando marca las horas en punto. En la misma plaza también está el viejo ayuntamiento, que alberga el museo del Juguete.

A 300 metros se ubica la catedral de Múnich, de estilo gótico y conocida por sus dos torres con cúpulas verdes. Los aficionados a las compras encontrarán en Karlsplatz uno de los lugares más comerciales.

Pero una visita a Múnich no se entendería sin pasear por sus amplias zonas verdes como el enorme jardín Inglés (donde muchos surfistas practican en una ola artificial del río Eisbach) y tomar una típica cerveza en un biergarten, como se conoce en Alemania a las cervecerías con jardín al aire libre. 

Trenes a Múnich

Tipos de trenes en Alemania

Deutsche Bahn (DB) es la sociedad que controla la mayor parte de los servicios ferroviarios de Alemania y opera las rutas a países próximos como Francia, Austria o Dinamarca.

Intercity (IC) es el tren de alta velocidad que conecta las ciudades, tanto en distancias largas como cortas. Su velocidad llega hasta 200 km/h y cuenta con espacios especiales para niños, bicicletas o sillas de ruedas. Su versión más rápida es el Intercity Express (ICE), que puede circular a una velocidad de hasta 330 km/h. Une ciudades más importantes del país como Hamburgo, Düsseldorf, Fráncfort o Múnich y opera las rutas a países próximos como Francia, Austria o Dinamarca. Entre sus servicios cuenta con un área para trabajo, zonas para el descanso, compartimentos para niños, restaurante y wifi gratuito.
El Eurocity (EC), como su nombre indica, hace los recorridos a otros países europeos. También hace paradas en ciudades importantes del país, que suelen ser muy breves. Sus características son similares a los IC, pero con mayores prestaciones. Se sirve comida y bebida a bordo y el personal suele hablar al menos dos idiomas.
Por su parte, el Regional-Express (RE) hace una conexión rápida con la red de larga distancia de las diferentes regiones del país. Muchos de ellos tienen vagones de dos pisos y disponen de aseos. El Regionalbahn (RB) es un tipo diferente de RE, que conecta localidades dentro de una misma región. Circula solo en algunos estados, como Baden-Württemberg. Al tener paradas en todas las estaciones, su velocidad es más reducida.
El Interregio-Express (IR), comunica diferentes regiones, pero con más paradas que el Intercity (IC). Por eso, su tiempo de trayecto es algo más largo. Y en cuanto al S-Bahn es un tren metropolitano rápido, similar a los Cercanías de España. También conecta las ciudades con los alrededores. Hacen bastantes paradas y se pueden combinar bien con otros medios de transporte. Estos trenes tienen las puertas a la misma altura de los andenes, para maximizar su eficiencia. Son de tracción eléctrica y en el centro de las ciudades suelen viajar por secciones subterráneas.

Trenes de alta velocidad

El servicio de trenes de alta velocidad de Deutsche Bahn se llama Intercity Express (ICE). Circulando a velocidades de hasta 320 km/h, conectan las principales ciudades del país entre sí, así como con otras en el extranjero. Deutsche Bahn tiene un acuerdo de colaboración con la francesa SNCF mediante el que ambas compañías operan servicios entre ambos países. Para más información, visita DB-SCNF en Cooperación.

Asimismo, trenes de otros operadores extranjeros como ÖBB, SBB o Thalys cubren trayectos entre Alemania y Austria, Suiza o Bélgica.

Trenes interurbanos y regionales

Son los trenes de Deutsche Bahn que realizan trayectos de larga, media distancia o entre ciudades de una misma región. Aunque hay muchos tipo de trenes, los principales son:

Intercity (IC): un poco más lentos que los ICE. Solo realizan paradas en estaciones principales.

InterRegional: conexiones entre regiones.

Regional Express (RE): servicios entre ciudades principales y destinos regionales.

Regional Bahn (RB): conectan localidades a menor velocidad que los RE.

S-Bahn: trenes de transporte urbano que cubren tráfico metropolitano y, en ocasiones, regional.

Rutas de tren internacionales hacia Alemania

Alemania es un país muy bien comunicado en tren con el resto de países europeos, entre ellos, España. Entre las rutas más frecuentes que se hacen entre ambos países está el viaje en tren de Madrid a Berlín, que tiene su salida en la estación de Madrid Atocha, la principal de la capital. Todos los días hay bastantes horarios disponibles. El trayecto se hace con varios transbordos, con paradas en Barcelona y París. El tiempo de trayecto mínimo está en 25h 10min. El precio oscila entre los 225 € y los 381 €. En los distintos trenes se pueden elegir las preferencias de asiento y dejarlo reservado en Deutsche Bahn (DB) por 4,50 € más.

Otra ruta importante es la que se hace de Barcelona a Colonia en tren, que sale diariamente desde la estación Barcelona Sants. Como mínimo se hace un cambio en París, donde hay que cambiar por el tren Thalys. Otros recorridos hacen el transbordo en Lyon y Bruselas o intercalando alguna otra ciudad como Estrasburgo o Toulouse. El menor tiempo de viaje es de 11 h 50 min, siendo el tiempo medio 14 h 15 min. En algunos trayectos es mucho mayor, no solo por los cambios de tren, sino por los tiempos de espera. Las tarifas oscilan entre los 138 € y los 328 €. Se pueden elegir preferencias de asiento. También está disponible el servicio de litera de diferentes tipos en el tren Intercity Nuit (IC Nuit). Si se elige un asiento reclinable se abarata el coste en 13 €.

Desde Sevilla, también salen diariamente trenes hacia el país germano, ya que muchos turistas eligen la estación de la capital andaluza Sevilla Santa Justa, para trasladarse en sus vacaciones. El tiempo medio de viaje para el trayecto Sevilla-Múnich es 25h 30min y el más rápido está en torno a 23 h 17 min. La horquilla de precios oscila entre los 378 € y los 474 €. El viaje se hace con un mínimo de 4 transbordos. Normalmente el primero se hace en Madrid o en Barcelona y luego suele haber un cambio en alguna ciudad francesa. Al igual que en los trenes anteriores, se puede elegir preferencia de asiento y también es posible reservar litera para el recorrido en Intercity Nuit (IC Nuit). El servicio WiFi es gratuito.

Eurail Pass

Con el Eurail Pass puede viajar en tren a más de 10.000 destinos en Alemania y Europa. Para poder disfrutar de la experiencia y visitar las ciudades y culturas que conviven en el continente, primero debes decidir qué Eurail Pass es el que más te conviene, dependiendo de si quieres visitar un país en particular o varios en un plazo de un mes. A continuación te explicamos cada uno de ellos: