Deutsche BahnSNCFTrenitalia
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

Estaciones principales Berlin Hbf, Berlin AlexanderplatzBerlin Spandau
Compañías ferroviarias Deutsche Bahn, Flixtrain, DB-SNCF
Aeropuertos Berlin Schönefeld, Berlin Tegel
Transporte público Tren, metro, tranvía, autobuses urbanos, taxis
Tarifas y tarjetas de descuento

DB Bahncard

 

Un viaje en tren a Berlin permitirá al viajero conocer esta ciudad "pobre pero sexy" y pasear por los restos del muro que la dividió.

Berlín, la capital multicultural de Alemania

El alcalde de la capital alemana Klaus Wowereit dijo hace años que la ciudad era "pobre pero sexy". Y es que el arte callejero proporciona encanto incluso a algunos edificios abandonados. Se ha convertido en una de las ciudades de moda de Europa por su multiculturalidad. En sus calles todavía se pueden ver restos del muro que la dividió hasta 1989. Una de las mejores formas de visitarla es cogiendo un tren a Berlín, que puedes reservar en Trainline. 

 

Reserva tu viaje en tren a Berlin

La estación principal de trenes de Berlín es Hauptbahnhof, una de las mayores de toda Europa con más de 70.000 metros cuadrados. De aquí salen y llegan trenes regionales y de Larga Distancia pero paran también autobuses y tranvías. Diseñada por el arquitecto Meinhard von Gerkan, es incluso uno de los lugares de interés de la capital. Vale la pena admirar su cúpula de cristal, que permite que la luz del sol llegue incluso en los andenes ubicados en la parte inferior.

Esta estación de ferrocarril ofrece servicios a cualquier persona que tenga discapacidad, además de contar con un punto de información al turista, una estación de policía, servicio para los equipajes, teléfonos y cajeros automáticos. Viaja desde Barcelona a Berlín en 22 horas y 47 en un trayecto operado por Renfe, SCNF, Thalys y la Deutsche Bahn. Más rápido es, sin embargo, coger un tren de París a Berlín, que tarda 8 horas y 14 minutos.

 

Transportes público en Berlín

Berlín tiene dos aeropuertos: Tegel y Schönefeld. Desde el primero se llega al centro de la ciudad en autobús o taxi. Desde el segundo, directamente con el S-Bahn o en tren regional. El transporte público de la capital alemana es muy amplio y permite al viajero llegar con él a cualquier punto de la ciudad.

  • Autobuses. Son muchas las líneas que recorren esta ciudad, aunque, la más recomendable para los viajeros que desean conocer a fondo este destino, es la número 100, ya que tiene parada en los puntos de máximo interés turístico.
  • Tranvías. Numerosas líneas y casi 400 paradas es por lo que está compuesto el tranvía de Berlín, convirtiéndolo en uno de los más largos de todo el mundo y en uno de los medios de transporte más usados tanto por los habitantes de esta ciudad como por los viajeros que llegan hasta ella.
  • Bicicleta. A pesar de que Berlín cuenta con una gran extensión, no está de más plantearse conocer algunos de sus lugares de máximo interés en este medio de transporte tan popular en esta ciudad, incluso más que los automóviles, de hecho cuenta con carriles diseñados para la circulación en bici que ofrecen una total tranquilidad.
  • Taxis. Fuera de la estación de trenes central de Berlín, existe una gran disponibilidad de taxis para quienes prefieren viajar solos y de una manera más rápida, aunque también un poco más elevada de precio.

Qué visitar en Berlín

Llegando en tren a Berlín estarás a pocos metros de la Puerto de Brandenburgo, a la que podrás llegar a pie desde Hauptbahnhof. Al lado está el Parlamento y su cúpula, que se puede visitar para ver unas bonitas vistas de la ciudad. La visita es gratuita pero hay que reservarla con antelación.

A su alrededor está el parque de Tiergarten, encargado de conmemorar las victorias alemanas sucedidas en el siglo XIX . Se encuentra coronada con una estatua de la diosa griega de Niké o lo que es lo mismo, la Siegessäule, la columna de la victoria. Se puede acceder hasta la cúspide para conseguir una vista privilegiada de toda la ciudad.

Desde ahí verás Unter den Linden, que es como una avenida con tilos. A ambos lados se concentran los lugares de mayor interés de Berlín, como su Catedral, la Ópera y la Isla de los Museos. Ahí te encontrarás con la Friedrichstrasse, una calle llena de tiendas, algunas muy exclusivas.

En Alexanderplatz está la torre de la televisión, uno de los símbolos de la capital alemana. Desde ahí se puede coger un S-Bahn y bajar en Ostbahnhof, muy cerca del trozo de muro más largo que se conserva en la ciudad y que la dividió. Es conocido como East Side Gallery y son 1,5 km de muro pintado por varios artistas.

Visitar Berlín durante el mes de febrero implica acudir al festival Internacional de Cine, donde se elige a los ganadores tanto del Oso de Oro como el de Plata entre los palacios y las torres de la plaza de Potsdamer. En septiembre, el festival de Literatura reúne a centenares de autores deseosos de compartir con la audiencia sus textos, además de expresar su opinión sobre temas culturales y políticos.

No hay que marcharse de Berlín sin haber probado su exquisito codillo de cerdo servido con puré de guisantes y col agria. Sin embargo, también es típico comer currywurst, una salchicha con ketchup y curry, o las bouletten, que son como albóndigas, sin olvidar los kebabs, que se venden en casi cada esquina. Todo tiene que ir acompañado de una cerveza. La más típica aquí es la Berliner.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.