RenfeALSArenfe-SNCF
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

Estaciones principales Puigcerdá
Trenes Renfe Renfe  |  AVE  |  Alvia  |  Avant  |  AV-City  |  Trenhotel  |  Renfe-SNCF
Descuentos Renfe Descuentos y ofertas  |  Tarjetas Renfe  |  Billetes baratos Renfe
Aeropuerto Aeropuerto de Girona
Transporte urbano Tren  |  Autobuses urbanos  |  Taxis

 

El viajero puede llegar en tren a Puigcerdá y descubrir la capital de la Baja Cerdaña, una encantadora villa catalana de apenas 8.000 habitantes situada al norte de Gerona, a orillas del río Segre y muy cerca de la frontera con Francia. Esta mágica localidad destaca por sus paisajes de cuento del Pirineo catalán que invitan a perderse en ellos, unas pistas de esquí que hacen las delicias de los viajeros más activos y un valioso patrimonio medieval, herencia de su ilustre pasado como territorio codiciado por su posición estratégica. Por si esto fuera poco, la villa cuenta con una deliciosa gastronomía típica de montaña elaborada con productos autóctonos y siguiendo recetas tradicionales.

Reservar un billete de tren a Puigcerdá

La estación de tren de Puigcerdá, a pesar de servir a una pequeña población, es una de las más importantes de la línea R3 de cercanías de la capital catalana, debido al hecho de que cuenta con conexiones internacionales. La citada línea de cercanías discurre entre las localidades de Hospitalet de Llobregat y Vich, por lo que permite desplazarse de forma rápida y económica a otras ciudades gerundenses y catalanas.

Es posible viajar de Barcelona a Puigcerdá en 2 h 39 min, con una frecuencia diaria de siete trenes que recorren los 157 km que separan a ambos destinos. La estación de Barcelona Sants cuenta con trenes de larga distancia y AVE que conectan con distintos puntos de la geografía española, por lo que es muy fácil viajar desde otras provincias a Puigcerdá en tren. Otra parada popular de la línea R3 es la localidad francesa de Latour-de-Carole, que se encuentra a una distancia de solo 5 km. Desde ahí se puede conectar fácilmente con otras ciudades francesas, como París o Toulouse a través de los trenes TER gestionados por la compañía SNFC.

 

Transporte público en Puigcerdá

El pequeño tamaño de esta localidad hace que las opciones de transporte público desde la estación de tren no sean amplias, y hay disponibles autobuses urbanos, funiculares y taxis, aunque el centro se encuentra a pocos minutos a pie.El servicio de taxis funciona las 24 horas del día y permite desplazarse con comodidad y rapidez por Puigcerdá y llegar a otras localidades cercanas de la Cerdaña. Además de la parada disponible en la estación de tren, hay otra en la céntrica plaza de Barcelona. El precio se calcula en función de la distancia recorrida y el tiempo del trayecto.

Moverse por Puigcerdá en autobús es muy fácil, ya que la red urbana consta de una sola línea diurna con paradas en la estación de tren y en otros 11 puntos clave de la villa. Inicia la ruta en la plaza de Barcelona con salidas cada hora desde las 8 h hasta las 19 h. El funicular permite recorrer rápidamente la empinada ruta que separa la estación del centro y se detiene en la plaza del ayuntamiento.Por otro lado, existen autobuses interurbanos que viajan a localidades como Gerona, Lérida Latour-de-Carole y Barcelona además del servicio llamado bus blanco que lleva a los viajeros hasta las pistas de esquí de La Molina y La Masella.

 

Visitar Puigcerdá

La estación de tren de Puigcerdá es un punto de inicio ideal para conocer la localidad. Solo tienes que utilizar el funicular situado a la salida para llegar en menos de 5 minutos a la plaza del Ayuntamiento, situada en pleno centro comercial y con un gran número de tiendas a su alrededor en las que hacer compras. En esta parte alta de la ciudad se encuentra el barrio del Raval, de calles estrechas y empinadas, con plazas porticadas y rincones sorprendentes, que merece la pena descubrir sin prisa. El Raval da paso al casco antiguo, parada obligatoria al visitar Puigcerdá para entender la historia local y admirar sus monumentos.

La plaza de Santa María es el epicentro, de la cual parten las dos arterias principales de este distrito histórico: la calle España y la calle Mayor, en las que abundan los pequeños comercios, casas con encantadoras fachadas de colores y un animado ambiente tanto de día como de noche. Caminando por las callejuelas circundantes se pueden ver restos medievales como el convento de Santo Domingo y su torre del campanario, que actualmente acoge el Archivo Histórico o el antiguo hospital de Puigcerdá, ambos del siglo XII.Además de un patrimonio artístico notable, Puigcerdá destaca por su ubicación excepcional en un entorno de montaña pirenaica.

Al final del casco antiguo, en dirección a los restos de la antigua muralla y a menos de 10 minutos a pie, se llega al gran lago artificial que fue creado en el siglo XIII, cuyos alrededores ofrecen grandes opciones de alojamiento en un entorno tranquilo y rodeado de casas modernistas. Las afueras de la villa ofrecen, asimismo, opciones de rutas de senderismo, a caballo o en bicicleta de montaña, varios campos de golf y, por supuesto, las pistas de esquí alpino y nórdico, con 16 estaciones disponibles en un radio de 30 km.

Para reponer fuerzas, nada mejor que saborear la cocina local en alguno de los restaurantes del casco antiguo o del Raval y probar recetas de sabor montañés como la sopa de la Cerdaña, el pato con nabos, las truchas a la piedra o el delicioso queso local del Alto Urgel y la Cerdaña.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.