RenfeALSArenfe-SNCF
Sin gastos ocultos o cargos de gestión

Nuestros billetes cuestan lo mismo que los de los operadores ferroviarios.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 91 compañías de tren y 53 operadores de autobús en 36 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

Sevilla es pura magia. Quien visita esta ciudad se enamora de ella porque cada metro cuadrado es puro arte. Pasear por sus calles es respirar historia y tradición española. El flamenco es su seña de identidad y la Feria de Abril es su evento por excelencia. La ciudad se transforma en una fiesta colorida de vestidos de gitana, sevillanas, casetas y ‘rebujito’, bebida típica basada en vino fino, gaseosa y hierbabuena. Reserva tu billete de tren a Sevilla y conoce la Giralda o el Patio de los Naranjos, saborea el típico pescaíto frito y asiste a un espectáculo de flamenco.

Visita Sevilla, la ciudad con más color de Andalucía

Entre marismas y campiñas, partida en dos por el Guadalquivir, se encuentra Sevilla. En la capital hispalense, colorida y elegante, la arquitectura mudéjar, el arte del tapeo y la tradición flamenca cobran un protagonismo especial y la dotan de un atractivo innegable. Por ello, muchos viajeros no dudan en coger un tren a Sevilla, que gracias al AVE llegan en poco tiempo, y adentrarse en la esencia más auténtica de Andalucía.

Sobran los motivos para escaparse a esta ciudad andaluza. El tren es la opción más rápida y cómoda, siempre que la reserva de billete se haga a través de Trainline. 

 

Reserva tu viaje en tren a Sevilla

Sevilla es la cuarta ciudad más grande de España. Por ello, está dotada con todos los servicios e infraestructuras necesarias y está bien comunicada con el resto de ciudades españolas, sobre todo vía ferroviaria. La estación de Santa Justa, ubicada en la avenida Kansas City, es la más importante de la capital hispalense y la tercera de España. Es emisora y receptora de trenes que realizan trayectos de Larga Distancia, de cercanías o Media Distancia. Estos últimos conectan con otros destinos andaluces como Cádiz, en 1 hora y 33 minutos, o Málaga, en 2 horas y 35 minutos.

La estación de Santa Justa es muy conocida por prestar servicios de Alta Velocidad. Viaja de Sevilla a Madrid en 2 horas y 30 minutos, de Sevilla a Barcelona en 5 horas y 45 minutos o de Sevilla a Valencia en 3 horas y 50 minutos. Son las rutas nacionales operadas por el AVE más populares y las que más viajeros transportan anualmente.

 

Transporte público en Sevilla

Desde la estación de Santa Justa al centro de la capital hispalense el viajero tiene a su disposición varias opciones de transporte público y privado.

  • Autobús: La línea 32 de bus en dirección plaza Duque es una buena opción. Tiene tres paradas muy céntricas: Ponce de León, Plaza de la Encarnación y Plaza Duque. Otra buena alternativa es coger la línea 21 en dirección plaza de Armas. El precio del billete en la modalidad multiviaje y sin derecho de trasbordo es de 0,69€; con derecho de trasbordo, 0,76€.
  • Tren: De la la misma estación de Santa Justa parten las líneas de cercanías C1, dirección Lebrija, y C5, en sentido San Bernardo, que tienen paradas céntricas. El billete sencillo para un zona tiene un coste de 1,80€, mientras que el ticket de ida y vuelta vale 2,55€.
  • Taxi: En las afueras de la estación, en la salida que da a la avenida José Laguillo, el viajero puede coger un taxi. Tarda menos de 20 minutos en llegar al centro.
  • Bici: En salida dirección Kansas City hay oficina de alquiler de bicicletas. En ella, el viajero podrá alquilar el modelo que desee. Puede adquirir un bono de corta duración por 13,33€ o uno de larga duración por 14-33€. La primera media hora es gratuita.

 

Vacaciones en Sevilla

En las inmediaciones de la estación de Santa Justa se concentran algunos lugares de interés que constituyen un buen punto de partida para comenzar a conocer la ciudad. A unos metros está el estadio de fútbol Sánchez Pizjuán, la casa del Sevilla Club de Fútbol. El viajero tiene la opción de hacer una visita guiada por sus instalaciones, ver el museo, para adentrarse en sus orígenes, o la sala de trofeos, para ver su historial de triunfos.

Cerca se encuentra la iglesia de la Concepción Inmaculada, que se construyó para la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Merece la pena contemplar su bonita fachada, que mezcla los estilos gótico y renacentista. Otra opción es acercarse hasta los caños de Carmona, que albergan los restos del antiguo acueducto romano, que sirvió para abastecer a la población de agua.

Las joyas del patrimonio monumental hispalense se concentran en el centro histórico, que está a escasos dos kilómetros de la estación. Entre sus calles se cuelan los monumentos más emblemáticos: la catedral gótica de Santa María de la Sede, el Patio de los Naranjos, el Real Alcázar, que constituye una suntuosa muestra del arte mudéjar, la Giralda, sin duda el icono de la ciudad, o el Archivo General de Indias, que guarda más de 40 000 volúmenes de crónicas, entre las que se encuentran las de Hernán Cortés o las de Cristóbal Colón.

Las calles del centro están repletas de buenos hoteles, de tablaos flamencos, de bares y restaurantes con terraza donde se pueden saborear platos típicos, como el gazpacho, el pescaíto frito, los caracoles o las huevas aliñás.

La capital hispalense cuenta con un gran número de monumentos que visitar muchos de ellos Patrimonio de la Humanidad. Desde la estación de tren de Sevilla-Santa Justa es posible desplazarse a pie al barrio más emblemático, Santa Cruz, la antigua judería. Sus calles medievales y estrechas son un verdadero atractivo turístico. Desde allí, se puede llegar andando a la catedral de Sevilla y a la hermosa Giralda, icono la ciudad.

El Real Alcázar se sitúa a pocos metros de la catedral. Se trata de un conjunto de palacios amurallados con una mezcla de estilos gótico, mudéjar, renacentista y barroco con jardines de ensueño. Al margen izquierdo del río Guadalquivir, se erige la Torre del Oro, del siglo XI perteneciente a la época musulmana.

La Plaza de España y el parque de María Luisa, famoso por su belleza natural, son los destinos a conocer antes de cruzar el puente de San Telmo y dirigirse al barrio de Triana. Este mítico barrio sevillano es conocido por sus coloridas calles. La de San Jacinto es una de sus más comerciales y concurridas. El puente de Triana o puente de Isabel II al otro lado del barrio, goza de una bonita vista al río y a la ciudad. Disfrutar en una terraza de un rico gazpacho o de pescaíto frito sea quizás la mejor manera de acabar la visita turística.

Y si viajas con niños, no te olvides de pasar un día en Isla Mágica, el parque de atracciones dividido en diferentes zonas temáticas que hará las delicias de toda la familia.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.