SNCFOUIGOEurostar
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

Estaciones principales Marseille St-Charles  | Marseille St-Antoine | Marseille Blancarde  | Marseille-en-Beauvaisis
Compañías ferroviarias SNCF | Renfe-SNCF | Eurostar | Thalys | TGV Lyria | DB-SNCF
Aeropuertos Aeropuerto de Marsella-Provenza
Transporte público Autobuses urbanos | Metro | Tranvías | Taxis
Tarifas y tarjetas de descuento

Tarjetas y abonos de SNCF

 

Viajar en tren a Marsella es la mejor forma de descubrir esta ciudad del sur de Francia. Bañada por las aguas del Mediterráneo, Marsella es un importante puerto comercial fundado por los griegos en el siglo VII a.C. Con más de 1,5 millones de habitantes en su área metropolitana, es la tercera ciudad más grande de Francia por detrás de París y Lyon. Gracias a su enclave privilegiado, Marsella sirve como nudo de comunicaciones para rutas ferroviarias procedentes de Italia, Suiza, España y numerosas ciudades de Francia. 

Marseille, capital de la Provenza

Fue fundada en el 600 a.C. por griegos procedentes de Focea, lo que la convierte en la primera ciudad de Francia y una de las más antiguas de Europa. Después de París y Lyon, es la localidad francesa con mayor número de habitantes. Está situada al sur del país, a orillas del Mediterráneo, en la que se conoce como Costa Azul. Es capital de la Provenza y el puerto comercial más importante de la región. Un lugar que une la tradición europea con influencias llegadas del norte de África. Viajar en tren a Marsella es la mejor manera de conocer esta joya mediterránea. En Trainline puedes reservar billetes baratos pagando cómodamente a través de Apple Pay, PayPal, MasterCard o Visa, y sin necesidad de pagar tasas adicionales.

 

Viajar a Marsella

En la ciudad de Marsella hay una estación de tren, la Gare de Marseille-Saint Charles, que está emplazada en la zona septentrional del centro de la localidad. Muy cerca, al oeste de esta área, se encuentra la zona portuaria, un inmejorable punto de partida para descubrir todo lo que hay que ver en Marsella.

En el barrio del Panier se puede contemplar lo bien que la ciudad conserva sus edificios y monumentos más antiguos, destacando la catedral de Santa María la Mayor (Cathédrale Sainte-Marie-Majeure), de estilo románico. El Puerto Viejo (le Vieux-Port) es el barrio que representa la parte del casco histórico marsellés más próxima al mar, un lugar donde disfrutar del magnífico ambiente que otorga la proximidad del Mediterráneo.

Más al sur, la basílica de Notre-Dame de la Garde es otra visita clave de entre los muchos tesoros que esconde esta capital provenzal.

 

Reserva tu viaje en tren a Marsella

La bella estación ​​​​​Marseille Saint Charles​ fue diseñada por el ingeniero francés Gustave Desplaces. Es la principal de la ciudad, puerta de entrada para el resto de localidades de la Provenza. Está situada encima de una pequeña colina, conectada al centro del destino a través de una monumental escalera de piedra, que ha sido declarada como Monumento Histórico. Tiene una ubicación privilegiada; en tan solo diez minutos a pie, los pasajeros se encuentran en pleno casco histórico.

Dispone de varias áreas de descanso, cambio de divisas, aseos públicos, cajeros automáticos, consigna, conexión wifi gratuita, restaurantes, tiendas, parada de metro y oficina de información turística, entre otros servicios. Desde España, se puede viajar en tren de Barcelona a Marsella en tan solo 4 horas y 30 minutos. Una línea de tren de alta velocidad de Renfe-SNCF conecta ambas ciudades de manera directa. Otra opción habitual es viajar en tren de París a Marsella en aproximadamente 3 horas. SNCF ofrece los trenes de alta velocidad TGV para llegar al corazón de la Costa Azul.

 

Transporte público en Marsella

La estación de Marsella está perfectamente comunicada con el resto de la ciudad a través del servicio de transporte público. Una vez se accede a esta localidad mediterránea es fácil descubrir todos sus rincones con las siguientes opciones:

  • Autobús: Cuenta con más de 80 líneas de autobús que conectan la zona urbana de este importante destino turístico. El horario normal de funcionamiento es desde las 5:00 de la mañana a las 21:00 horas. Los autobuses nocturnos amplían este servicio hasta las 00:30 horas de la noche. El billete sencillo cuesta 1,7€ y da derecho a una hora de uso de toda la red de transporte, con un único acceso al metro.
  • Metro: Existen dos líneas de metro en la ciudad, la M1 y la M2. Es un medio de transporte cómodo y que ayuda a librarse del incómodo tráfico de la superficie. Este servicio puede usarse desde las 5 de la mañana hasta la 1 de la madrugada. El precio también es de 1,7€ con una hora de uso de toda la red e incluye un solo acceso al metro.
  • Tranvía: Marsella tiene tres líneas de tranvía con la denominación T1, T2 y T3. Esta red tiene más de 30 estaciones repartidas por la ciudad. Su horario de funcionamiento se extiende desde las 5:00 a las 00:30 horas. El precio del billete es el mismo que el de autobús y metros, 1,7€ por una hora de uso en toda la red y un único acceso de metro.
  • Taxi: Hay una amplia oferta de taxis en la ciudad, con más de 80 paradas repartidas por toda Marsella. Además, existen diferentes aplicaciones a través de las cuales solicitar sus servicios.
  • Bici: En esta ciudad francesa está disponible el servicio público de alquiler de bicicletas denominado Le Vélo, con más de 100 estaciones repartidas por el municipio y funcionando las 24 horas del día.

Vacaciones en Marsella

Llegar en tren a Marsella es una de las formas más cómodas de descubrir esta encantadora ciudad francesa. A través de este servicio llegas directamente al centro. Aprovecha su excelente localización para visitar sus principales atractivos turísticos. Entre ellos se encuentra la Basílica de Notre-Dame de La Garde, una construcción de estilo romano-bizantino con las mejores panorámicas del lugar. Otros puntos de interés son el Puerto Viejo, con numerosos monumentos históricos; y el Palacio Longchamp, que alberga el museo de Historia Natural, el de Bellas Artes, el zoológico y el parque botánico.

Si te gusta la naturaleza, no te pierdas el paseo por el archipiélago de Frioul y la visita al Parque Nacional de las Calanques, con unas maravillosas calas de un color azul intenso. Para conocer todos sus encantos, puedes hospedarte en el simpático barrio de la Panier, con un estilo típicamente mediterráneo; o en el barrio del Estaque, con sus casas tradicionales a orillas del mar. Sea como sea, no olvides pasear por la emblemática calle de la Canebière, popularmente conocida como "Champs Élysées" de Marsella; probar su típica bullabesa, especialidad marsellesa hecha a base de pescado; y jugar a al pasatiempo por excelencia: la petanca.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.