RenfeALSArenfe-SNCF
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

Estaciones principales

Lisboa OrienteLisboa Santa Apolonia

Compañías ferroviarias

Renfe | Trenhotel

Aeropuertos Aeropuerto de Lisboa
Transporte público Tren, metro, autobuses urbanos, taxis
Tarifas y tarjetas de descuento

Descuentos y ofertas  |  Tarjetas Renfe  |  Billetes baratos Renfe

 

Lisboa, tradición y modernidad

Situada en la desembocadura del río Tajo, es la capital y la ciudad más grande de Portugal. Con un agradable clima la mayor parte del año, destaca por la unión de historia y tradición. Su ubicación cercana a España hace que coger un tren a Lisboa sea una de las mejores opciones para visitarla. En Trainline puedes reservar sin pagar tasas adicionales y adquirir tus billetes pagando con Apple Pay, Paypal, Mastercard o Visa.

 

Reserva tu viaje en tren a Lisboa

Lisboa cuenta con dos estaciones de tren principales: Santa Apolonia y Oriente. La primera fue inaugurada en 1865, con un solo andén, y se encuentra en el centro de la ciudad, con fácil acceso a los principales lugares de interés. De un estilo arquitectónico muy diferente es la segunda, situada al este y diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava. Fue inaugurada en 1998 para que pudiera ser usada durante la Expo. Ambas estaciones son accesibles para personas con movilidad reducida y ofrecen servicios como sala de espera, consignas para el equipaje, bares o restaurantes, zona comercial y alquiler de coches.

Viaja en tren de Madrid a Lisboa con Renfe. En Trainline puedes reservar tu viaje, que tiene una duración de unas 10 horas y 40 minutos. Otras ciudades españolas también están conectadas con la capital portuguesa de forma directa. Viaja en tren de Ávila a Lisboa en un trayecto de unas 9 horas y 10 minutos, o escoge la ruta de tren desde Salamanca a Lisboa que tarda aproximadamente 7 horas y media.

 

Transporte público en Lisboa

Tanto los visitantes que llegan al aeropuerto de Lisboa como aquellos que lo hacen en tren o autobús a las estaciones de Santa Apolonia, Oriente o Sete Rios disponen de diferentes opciones de transporte para llegar al centro de la ciudad. Para moverse por el destino también se pueden utilizar varios medios de transporte.

  • Metro: El metro tiene cuatro líneas diferenciadas por colores: amarilla, verde, azul y roja. Estas cubren la mayor parte de las zonas de interés turístico en un horario de 6:30 a 1:00. El metro de Lisboa es moderno y una de las formas más rápidas y económicas de moverse por la ciudad.
  • Autobús: Ofrece una amplia red de más de 140 líneas que enlazan con algunos lugares a los que el metro no llega. También hay autobuses nocturnos que conectan las principales zonas de la ciudad. Los horarios y frecuencias varían en función de la línea.
  • Tranvía: Es quizá el medio de transporte más típico de Lisboa, cuenta con cinco líneas y son una estupenda forma de explorar la ciudad. Especialmente conocido es el número 28, que recorre el centro histórico.
  • Funicular: Mención especial merecen los elevadores, funiculares que permiten evitar las largas y empinadas cuestas de la capital portuguesa, al tiempo que disfrutar de espectaculares vistas panorámicas de la ciudad.
  • Bicicleta: El tráfico, las cuestas, el tranvía o los adoquines pueden hacer de la bicicleta un reto. Sin embargo, la ciudad cuenta con algunos tramos de carril bici que hacen que pedalear se convierta en una buena forma de visitar determinadas zonas, entre las que destaca el área de la ribera del Tajo, donde se pueden encontrar varias empresas de alquiler de bicis.
  • Taxis: En Lisboa también hay muchos taxis, de color beige y, generalmente, más económicos que los de otras ciudades de Europa.

Vacaciones en Lisboa

Viajar en tren a Lisboa, a la estación de Santa Apolonia, permite llegar al corazón de la ciudad y lanzarse a explorar su centro histórico. Se puede comenzar deambulando por las sinuosas y adoquinadas callejuelas de la Alfama, entre casas de colores, hasta llegar al castillo de San Jorge, desde donde se puede disfrutar de espectaculares vistas de la ciudad. Desde aquí, se vuelve a bajar hasta llegar a la plaza del Comercio, pasando por el elevador de Santa Justa o por su espectacular catedral.

Otro barrio que merece la pena visitar es Belem, para conocer la famosa torre del mismo nombre, el Monumento a los Descubridores o el precioso monasterio de los Jerónimos y probar los típicos pasteles de Belem. De la gastronomía portuguesa tampoco hay que perderse alguno de sus pescados, como el bacalao o la sardina asada, acompañados de un vino de la zona. Para hacer unas compras merece la pena acercarse al mercadillo de Feira da Ladra, en cuyos puestos de antigüedades se pueden encontrar objetos de todo tipo.

Por la noche, el protagonista es el barrio Alto, con su variada oferta de locales nocturnos. Esta es una buena área en la que alojarse y gustará especialmente a los amantes de la noche. Los que quieran estar en pleno centro podrán optar por la zona de Baixa, aunque también hay opciones para los que prefieran algo más de tranquilidad, como por ejemplo el área de parque de las Naciones.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.