RenfeALSArenfe-SNCF
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

A orillas del río Ebro se levanta Zaragoza, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Aragón. Está siempre repleta de turistas, que a menudo llegan en autobús a Zaragoza para descubrir los muchos atractivos que ofrece. La ciudad maña es la quinta más poblada de España y una de las más visitadas del país. No es de extrañar, sobre todo teniendo en cuenta el legado histórico que acoge entre sus calles, donde se descubre el patrimonio que dejaron a su paso cristianos, musulmanes, judíos y romanos, restos arqueológicos y monumentales que conforman una preciosa herencia del pasado. Además, Zaragoza es una ciudad moderna y acogedora que, rodeada de puentes sobre el Ebro, siempre sorprende con sus novedosas propuestas culturales y de ocio.

Reservar billetes de autobús a Zaragoza

La estación central de autobuses de Zaragoza-Delicias, situada en la calle Miguel Roca i Junyent, se ubica en un moderno y amplio edificio, que comparte con el servicio de cercanías de ferrocarril o Renfe. Destaca su enorme cubierta con arcos en diagonal por donde entra la luz a raudales. Entre los servicios que ofrece a sus clientes se encuentran: cafetería, consignas, paquetería, taquillas, aseos, prensa, cajero automático e información turística. Una de las rutas más populares a esta estación es el viaje de Madrid a Zaragoza, que se hace directo en un mínimo de 3 h 30 min, aunque puede tardar hasta 1 h más según la franja horaria. Cada día hay una gran disponibilidad de horarios para este trayecto que sale desde la avenida de América de la capital. También se hace diariamente el recorrido de Barcelona a Zaragoza de forma directa en unas 3 h 30 min con salida desde la estación de autobuses de Barcelona Sants. El principal operador que atiende este destino es ALSA. En cuanto al servicio de autobuses urbanos de Zaragoza consta de 43 líneas que comunican toda la ciudad.

 

Transporte público en Zaragoza

La estación de autobuses de Zaragoza se encuentra a 3 kilómetros del centro de la ciudad. Aunque se puede llegar caminando en unos 35 minutos, suele usarse el servicio de autobuses urbanos para moverse por Zaragoza, que tiene varias líneas con paradas en la salida de la estación, además del bus turístico. También está la posibilidad de tomar un taxi, ya que fuera del edificio hay 3 paradas.

Es fácil trasladarse en autobuses urbanos por Zaragoza, ya que disponen de 43 líneas (32 líneas regulares, 2 circulares, 7 nocturnas y 2 lanzaderas), que comunican las distintas zonas de la ciudad. El precio del billete sencillo es de 1,35 € y se puede comprar dentro del autobús. En el servicio nocturno (líneas Búho) el precio es de 1 €. Comprando la tarjeta Bus, el precio se reduce a 0,74 €. También hay distintos tipos de abonos para 30, 90 o 365 días. Además hay descuentos para pensionistas, carné joven, desempleados, etc. Y pensada especialmente para los turistas, la tarjeta Zaragoza Card, que permite una recarga de 5, 7 o 9 viajes, pudiendo ser válida para 24, 48 o 72 horas, también para utilizar en los tranvías.

En lo que respecta a cómo moverse en taxi por Zaragoza, el servicio cuenta con 65 paradas a lo largo de la ciudad, con todo tipo de vehículos, entre ellos los adaptados para discapacitados. También existe la posibilidad de desplazarse en Zaragoza en taxi compartido, haciendo una reserva y viendo los puntos de encuentro mediante una sencilla aplicación en el móvil. Además, hay taxis turísticos. Las tarifas están entre 1,75 € y 2,65 € la bajada de bandera según horario diurno o nocturno, y el precio por kilómetro recorrido oscila desde 0,79 € y 1,34 €, según horario y día de la semana. También hay precios cerrados para algunos trayectos.

Ir en tranvía por Zaragoza es una buena manera de moverse por la ciudad, con una línea que llega hasta el casco histórico. El precio del billete sencillo es de 1,35 € sin trasbordo, pero mediante distintos tipos de tarjetas se puede abaratar a 0,74 € con posibilidad de trasbordo. Los niños menores de 4 años no tienen que abonar el viaje.

En la ciudad hay dispuestos más de 100 kilómetros de vías ciclistas para que desplazarse en bici por Zaragoza sea lo más seguro posible. Además, se puede usar el servicio público Zaragoza en bizi con 130 estaciones repartidas por la localidad. El bono de 5 € es válido para 3 días consecutivos. Es una buena forma de visitar el centro y de poder alejarse un poco más a las afueras.

 

Visitar Zaragoza

A partir de la estación de autobuses de Zaragoza se puede llegar al centro en un paseo de unos 35 minutos. Si se va en transporte público, hay varias líneas de autobuses que paran en la enorme plaza del Pilar. Aquí se ubica la basílica-catedral del Pilar, una auténtica joya del barroco que alberga pinturas de Goya al borde del río Ebro. En el otro extremo de la plaza está la catedral de San Salvador, en la que se fusionan distintos estilos artísticos. Al lado, una de las recomendaciones para visitar en Zaragoza, es el museo del Foro de Caesaraugusta, donde se encuentran restos arqueológicos que permiten descubrir cómo era la vida en la ciudad en épocas de Tiberio y Augusto. Además, en la plaza se conservan restos de su antigua muralla. A tan solo unos metros, el puente de Piedra sobre el Ebro une esta zona con el paseo de la Ribera, desde donde hay vistas espectaculares de la basílica del Pilar.

Otra opción de para recorrer Zaragoza es salir de la estación y llegar caminando en poco más de 15 minutos hasta el palacio de la Aljafería, una construcción musulmana del siglo XI muy bien conservada. A 1 kilómetro, la iglesia de San Pablo, de estilo mudéjar, y un poco más adelante la iglesia de San Juan de los Panetes, un templo barroco junto a la plaza del Pilar. Entre los monumentos de estilo mudéjar que el visitante puede ver en Zaragoza están también el convento del Santo Sepulcro y la iglesia de Santa María Magdalena. A partir de la plaza de España, el centro neurálgico de la ciudad, uno puede adentrarse en el barrio de El Tubo para disfrutar de la gastronomía local en sus numerosos bares de tapas. El ternasco asado es el plato estrella, aunque también son muy populares las migas aragonesas o el pollo al chilindrón. Y para participar al máximo en sus tradiciones, nada mejor que programar la visita a Zaragoza para principios de octubre, cuando se celebran las fiestas del Pilar.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.