RenfeALSArenfe-SNCF
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

En la zona sur de las legendarias tierras gallegas se puede divisar Vigo, una localidad bañada por las Rías Baixas y emplazada en un entorno natural que la dotan de un carisma especial. Además de ser el municipio con mayor población de Galicia, la ciudad ofrece multitud de reclamos para que aquellos que no conozcan el lugar y decidan viajar en autobús a Vigo. Desde su excelente marisco hasta los preciosos y cercanos mares de donde proviene, pasando por una arquitectura histórica y bien conservada, en Vigo no faltan razones para pasar unas relajadas vacaciones.

Comprar billetes de autobús a Vigo

La estación de autobuses de Vigo está emplazada al sureste de la localidad gallega. Dentro de la terminal hay varias cafeterías, panaderías y restaurantes donde se puede tomar algún refrigerio. Diversas compañías ofrecen sus servicios de transporte hacia esta estación. Alsa dispone de rutas desde varios destinos internacionales y la mayoría de puntos destacados de la geografía española, mientras que Avanza tiene conexiones con Madrid, Monbus dispone de rutas nacionales y regionales, y otras empresas conectan Vigo con otros municipios de la región e incluso con la cercana Portugal. Se puede realizar el trayecto en autobús de Madrid a Vigo en unas 7 h 10 min, conectando la capital española con la ciudad gallega. Por otro lado, una ruta muy popular es la que se realiza en autobús de Oviedo a Vigo en un tiempo aproximado de 6 horas.

 

Transporte público en Vigo

En Vigo, el medio de transporte más recomendable para ir de un punto a otro de la ciudad es el autobús. Su gestión corre a cargo de la empresa Vitrasa, razón por la cual los habitantes de la localidad suelen conocer a los buses urbanos como vitrasas. Existen muchas líneas que recorren la ciudad por toda su geografía, por lo que la opción aconsejable para los turistas es moverse en autobús por Vigo. Sus frecuencias de paso van desde los 10 a los 30 minutos en las líneas que pasan por el centro, entre las cuales destaca la Circular 1, aunque pueden alcanzar tiempos superiores a la hora en otras líneas. La tarifa del billete sencillo es de 1,35 €. La alternativa más sólida es desplazarse por Vigo en taxi a través de los múltiples servicios de radio taxi o mediante plataformas actuales como Cabify, Uber, etc.

Además, existe un servicio de bus turístico que dispone de 5 paradas (la de inicio y fin en Cánovas del Castillo, las otras tres en rotonda Monte de O Castro, museo de Castrelos y playa Samil) y circula por los puntos más destacados de Vigo. Sus horarios de salida van desde las 10 de la mañana a las 18:30, con un total de 4 autobuses por día. La tarifa es de 7,50 € y permite subir y bajar del vehículo las veces que se deseen durante el día. Es necesario mencionar que este bus solo está disponible durante la temporada veraniega, en festividades como la Semana Santa y en fechas destacadas del invierno.

 

Visitar Vigo

Partiendo de la estación de autobuses, lo más recomendable es tomar el transporte público para llegar al casco histórico de Vigo, puesto que a pie el camino es de 29 minutos. En cualquier caso, al andar en dirección noroeste el objetivo para comenzar a visitar Vigo debe ser la plaza Porta do Sol, eje neurálgico de la ciudad, en la que se hallan varios comercios y, sobre todo, la estatua de El Sireno, construcción moderna de grandes dimensiones y que ya es uno de los símbolos de la localidad. A tan solo 2 minutos al norte está la plaza de la Constitución, considerada como el punto clave del Casco Vello de la localidad. No es una plaza de colosales dimensiones, pero destaca por los buenos restaurantes que allí se encuentran y que permiten a los visitantes deleitarse con la gastronomía del lugar, especializada en pescados y mariscos. Prácticamente al lado, caminando solo 1 minuto en dirección norte, la concatedral de Vigo, también conocida como la Colegiata, es uno de los edificios religiosos más importantes de la localidad por el bello estilo neoclásico que decora su fachada.

En un trayecto de 5 minutos al noroeste desde la concatedral se encuentra el puerto de Vigo, otro de los ejes importantes de la localidad por la presencia que tiene el mundo marítimo en los habitantes del municipio. Es interesante dar una vuelta por la lonja, pero también adentrarse un poco en el panorama urbano y probar las famosas ostras en los restaurantes de la zona. Continuando por la zona norte de Vigo, en un camino que discurre paralelo al mar y que toma 6 minutos desde el puerto, es fácil contemplar una de las mayores curiosidades en forma de monumento que deja una ruta por Vigo: el monumento a Jules Verne, famoso escritor que mencionó a la localidad en una de sus populares obras y que aquí tiene un merecido tributo en forma de una bonita escultura.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.