RenfeALSArenfe-SNCF
El mejor precio para tu próximo viaje

Compara billetes de tren y autobús para encontrar el más barato.

Compara y combina a la hora de reservar

Trabajamos con 116 compañías de tren y 91 operadores de autobús en 44 países.

Usa tus tarjetas de fidelización

Así como las tarjetas de descuento para viajeros frecuentes.

Paga con seguridad

Aceptamos PayPal, Amex y todas las tarjetas de crédito internacionales.

En el norte de España, a orillas del Cantábrico, se encuentra la ciudad de Santander, capital de Cantabria. Desde hace décadas, son muchos los visitantes que eligen acercarse en autobús a Santander para disfrutar de todos sus encantos. Sus preciosas playas y el abundante patrimonio histórico de la ciudad la convierten en uno de los destinos turísticos más populares del país. El emblemático barrio del Sardinero con sus hermosos edificios, la península de la Magdalena, las plazas del casco antiguo y paseos como el de la Pereda o el Marítimo son algunos de sus atractivos. Además, en esta ciudad costera se puede disfrutar conjuntamente de la historia, la cultura y un entorno natural extraordinario, salpicado por verdes valles, montañas y el Mar Cantábrico.

Reservar billetes de autobús a Santander

La estación de autobuses de Santander se ubica en la calle Navas de Tolosa, en pleno centro de la ciudad, en un amplio edificio de tres plantas, dos de las cuales son subterráneas. La estación tiene una taquilla de venta de billetes, un punto de información y un quiosco en la planta principal. Las otras dos plantas disponen de los siguientes servicios para sus usuarios: aseos, cafeterías, bares, galería comercial, consignas, y máquinas expendedoras de alimentos y bebidas. La estación comunica Santander con otras localidades del norte de España, con las principales ciudades del país y con algunas internacionales, como Burdeos, Lyon, Ginebra, París, Bruselas o Zúrich. Entre los recorridos más populares que llegan a esta estación está el trayecto de Madrid a Santander que se puede efectuar en unas 5 h 30 min de forma directa o en 7 h 45 min con un trasbordo en Valladolid, con el operador ALSA y con distintos horarios al día. También con ALSA es frecuente el viaje de San Sebastián a Santander, con una duración mínima de 2 h 40 min, aunque puede llegar a tardar hasta 3 h 45 min. Los autobuses disponen de aseos y conexión WiFi gratuita para los viajeros. Además, la compañía permite llevar una maleta de hasta 30 kilos así como equipaje de mano. En cuanto al servicio de autobuses urbanos de Santander, consta de 30 líneas entre diurnas y nocturnas.

 

Autobuses Alsa Santander

Alsa cuenta con una amplia red de rutas hacia o desde Santander, cuyos autobuses salen o llegan a la estación de autobuses de Santander.

  • Rutas regionales a Santander desde distintos puntos de Cantabria como San Vicente de la Barquera, Santoña, Puente Viesgo, Santillana del Mar o Torrelavega.
  • Trayectos nacionales de largo recorrido o desde distintas comunidades autónomas como las rutas Barcelona-Santander, Madrid-Santander o Zaragoza-Santander, entre muchos otros puntos del país.

En función del trayecto que escojas, pueden interesarte nuestras páginas: Alsa Regional | Alsa Nacional 

 

Transporte público en Santander

Moverse por Santander es muy fácil, ya que la estación de autobuses está en el mismo centro de la ciudad, con lo que se puede llegar caminando a la mayoría de barrios. No obstante, a la salida se encuentran los autobuses urbanos, que hacen traslados a las distintas zonas de la ciudad. También hay una parada de taxis disponible las 24 horas del día. Además, a unos 200 metros se encuentran la estación de trenes de Santander y la de FEVE, ambas en la plaza de las Estaciones.

Es sencillo y conveniente desplazarse en los autobuses urbanos de Santander, ya que es un servicio que tiene 27 líneas diurnas y 3 nocturnas que unen las distintas zonas de la ciudad. El precio del billete sencillo es de 1,30 €, aunque existen tarjetas que abaratan el coste. Entre ellas, la tarjeta Joven, la Peque Tus, la tarjeta de familia numerosa, la de personas con discapacidad o la tarjeta estándar recargable, con la que el precio baja a 0,66 céntimos y se puede realizar un trasbordo durante una hora con una línea diferente. En la ciudad también circula un autobús turístico que lleva a conocer los lugares más emblemáticos de Santander.

También es posible trasladarse en taxi en Santander, ya que dispone de 29 paradas repartidas por la ciudad. Las principales empresas que lo gestionan son Teletaxi y Radiotaxi Santander, que ofrecen todo tipo de vehículos con distinto número de plazas, así como eurotaxis, adaptados para las personas con movilidad reducida. El servicio de bajada de bandera tiene un coste de 1,36 € y el del kilómetro recorrido 0,93 € para el horario diurno. En horario nocturno, las tarifas son de 1,76 € la bajada de bandera y 1,21 € el kilómetro recorrido. Este precio se ve incrementado en la noche del viernes al sábado.

También se puede recorrer Santander en bici mediante la iniciativa del ayuntamiento Tusbic, un servicio de alquiler de bicicletas por horas, semanal o mensual. En la ciudad hay 15 estaciones donde se pueden recoger y entregar los vehículos. Además, hay un funicular gratuito que salva la pendiente entre el paseo General Dávila y la parte más alta de la ciudad haciendo 4 paradas. También existen escaleras mecánicas y rampas para hacer más fáciles los desplazamientos por las calles con más desnivel.

 

Visitar Santander

El viajero que visita Santander puede salir de la estación de autobuses y en 4 minutos llegar a la céntrica plaza del Ayuntamiento, un lugar de paseo que sirve de punto de encuentro para empezar a recorrer las calles comerciales que se ubican a su alrededor. Detrás del ayuntamiento se encuentra el mercado de la Esperanza, una buena representación de la arquitectura en hierro del siglo XIX. Justo enfrente está el barrio más antiguo de la ciudad, el Cabildo de Arriba. A unos 300 metros se puede visitar la catedral de Santander, una construcción sobria con un estilo en transición entre el románico y el gótico. Y a unos minutos más, la plaza Porticada, donde se realizan diversas actividades culturales y festivas. Al lado, el paseo de la Pereda, la calle más emblemática y ambientada de la ciudad, que discurre a lo largo de la línea del muelle, desde donde se aprecia toda la bahía. En ella se concentran varios edificios históricos, siendo el más representativo el que alberga actualmente el Banco de Santander.

Después, se puede pasear por la avenida Reina Victoria, que discurre entre casas señoriales y preciosas vistas de la playa. Al final se llega a la península de la Magdalena, donde está el palacio que lleva el mismo nombre, un edificio majestuoso que es la joya de la ciudad. Además, desde este punto hay preciosas vistas de los acantilados, de las playas y del Sardinero. En esta zona del Sardinero también se pueden descubrir otras hermosas construcciones como el Hotel Real o el Gran Casino, de estilo modernista. Y para los amantes del turismo de sol y mar, es ideal viajar a Santander en los meses de verano, cuando se puede disfrutar de más de una docena de playas. Además, en una visita a Santander resulta imprescindible probar su apreciada gastronomía, en la que destacan los productos del mar y comidas típicas como el cocido montañés, el solomillo de Tudanca y la quesada Pasiega de postre.

Tus viajes empiezan mejor con Trainline

Ayudamos a nuestros clientes a hacer más de 125 000 viajes cada día alrededor de Europa.