Ciudades más bonitas de Francia: 8 joyas que descubrir

Queso, vino y baguette, mar azul turquesa, lugares de interés mundialmente famosos, museos extraordinarios y quizás el idioma más bello del mundo. Todo esto y mucho más te espera en Francia. Y es que en el país galo encontrarás muy buenas razones para disfrutar de una incomparable estancia, siendo referencia mundial en áreas como la moda, la cultura o la gastronomía.

Si tienes la oportunidad de pasar tus próximas vacaciones en una de las ciudades más bonitas de Francia, disfrutarás plenamente de la diversidad y la belleza del país vecino viajando a alguna de estas preciosas ciudades:

  1. París
  2. Lyon
  3. Marsella
  4. Versalles
  5. Aix-en-Provence
  6. Brest
  7. Burdeos
  8. Toulouse

 

1. París – descubre la ciudad del amor

París no solo es una de las ciudades más bonitas de Francia, sino también una de las capitales más bellas del mundo. Además de la imponente Torre Eiffel, la catedral gótica de Notre Dame, el Arco del Triunfo y el magnífico paseo de los Campos Elíseos son atracciones que merecen una visita. A los amantes del arte y la cultura en particular les encantará París. En el Louvre se puede admirar La Mona Lisa de Leonardo da Vinci y en toda la ciudad hay hermosos parques, acogedores cafés y obras maestras de la arquitectura.

Llegada a París

La principal estación de la ciudad es la Gare du Nord de París. Hasta 3 veces al día, por ejemplo, un tren de alta velocidad TGV va de Barcelona a París y te lleva a tu destino en unas 6h 28min

2. Lyon – una ciudad para pasearla

Donde se unen los 2 grandes ríos franceses, el Ródano y el Saona, se encuentra la histórica ciudad de Lyon. Pasea por el paseo marítimo o camina por los pequeños callejones del casco antiguo vieux Lyon, decorado con impresionantes edificios renacentistas. Si te gustan los museos, visita el Lugdunum, que ilumina las épocas gala y romana, o el Museo Histórico con sus más de 80 000 piezas. Puedes planificar tu viaje desde la estación de Sants. De ahí sale un AVE que cubre la ruta Barcelona-Lyon en 4h 55min y te deja en Lyon Part-Dieu.

3. Marsella – una animada ciudad portuaria en el sur de Francia

La pintoresca ciudad costera del sur del país es la ciudad más antigua de Francia. Con 2 600 años de antigüedad, fue nombrada Capital Europea de la Cultura en 2013. Su corazón es el vieux-port, el viejo puerto. Las sinuosas calles están llenas de bares, cafés y pequeñas galerías de arte. Por la noche, la ciudad cobra vida y se presenta como un punto de encuentro especialmente para los jóvenes y creativos. Marsella encanta por su impresionante arquitectura y su hermoso paseo marítimo, donde también es posible darse un baño en verano. Hay 3 trenes diarios de Barcelona a Marsella, que tardan 4h 35min en llegar a la estación central de Marsella St-Charles.

4. Versalles – tras las huellas del rey Sol

De los destinos de Francia, claramente destaca la ciudad del rey Sol Luis XIV. Versalles es conocida por la pomposa hacienda del mencionado rey. El gigantesco castillo, con su legendaria sala de espejos, así como el enorme jardín barroco, son sin duda el principal atractivo del lugar. La importancia histórica y cultural de la ciudad también es evidente en las calles, que están salpicadas de museos y galerías modernas. Ya sea que te encuentres visitando la Royal Opera House o la Academy of Equestrian Arts, las Caballerizas Reales, Versalles tiene una gran oferta cultural que ofrecer. Para llegar, puedes coger un tren TGV que va directo de Lyon a Versalles. Te deja en la estación Versailles Chantiers en 2h 25min.

5. Aix-en-Provence – relajada ciudad universitaria

En medio de la idílica Provenza, entre campos de lavanda y viñedos, se encuentra la ciudad universitaria de Aix-en-Provence, considerada por los franceses como la ciudad con mayor calidad de vida. Difícilmente encontrarás otro lugar donde se pueda disfrutar mejor el ambiente francés que en la colorida y amistosa Aix-en-Provence. Pasea por las arcadas, vete de compras por el boulevard Cours Mirabeau o disfruta de una velada con queso francés y vino de la región.

Llegar a la ciudad en AVE es muy rápido desde España. Desde la estación de Atocha sale uno a la de Aix-en-Provence TGV que tarda 7h 40min. El trayecto Gerona-Aix-en-Provence dura 3h 39min, desde Zaragoza, 6h 14min y desde Barcelona, 4h 20min.

6. Brest – belleza escarpada de la Bretaña

Desde que se estrenó la comedia Bienvenidos al norte, todo el mundo lo sabe: el norte francés es al menos igual de bonito que el sur. En el noroeste de Bretaña se encuentra la ciudad portuaria de Brest, en la accidentada costa atlántica. No solo es una parte importante de la historia de la Armada francesa, sino también uno de los destinos más bellos del norte de Francia. Gracias a los edificios de piedra natural labrada en bruto, típicos de Bretaña y que pueden verse en la calle Saint-Malo, uno se enamora del encanto rústico y antiguo de Francia. Otra cita importante es en los mercados agrícolas y semanales bretones, a los que se puede llegar en tren desde Barcelona, parando en la estación de Brest.

7. Burdeos – patrimonio mundial de la Unesco

Burdeos, también llamada París del sur, es conocida mundialmente como el centro del buen vino francés. Sin embargo, tiene mucho más que ofrecer. Durante años, la ciudad del suroeste ha atraído a gente joven y creativa que ha enriquecido su vida. Además de la omnipresente alegría de vivir, en sus calles hay innumerables lugares que vale la pena visitar, como el casco histórico, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco, el gran Jardín Público con diversa flora y fauna, y las rutas del vino por los alrededores. La mayoría de las conexiones ferroviarias desde España son vía París y llegan a la estación de Burdeos. Hay varias conexiones en TGV París-Burdeos, que te llevarán al destino en unas 2 horas.

8. Toulouse – la ville ros

Toulouse lleva el apodo de la ville rose y está situada en el suroeste de Francia. Debe su nombre extraoficial a los ladrillos rojos de terracota utilizados en innumerables casas. En sus pequeños barrios se entremezcla la modernidad con la historia, lo que garantiza una gran diversidad. Por un lado, grandes plazas con edificios majestuosos, por otro, callejones estrechos con casas altas y pequeños cafés. Café con leche y cruasán para el desayuno o queso y vino por la mañana. En Toulouse casi todo es posible y nada inusual. Desde muchas ciudades francesas se puede llegar a la ciudad. La ruta Burdeos-Toulouse se hace en poco más de 2 horas. Si viajas desde España, puedes coger un AVE Gerona-Toulouse que tarda 2h 31min o hacer el viaje Barcelona-Toulouse, que dura 3h 12min.

Viajar a Francia te lleva a un país hermoso y variado con innumerables ciudades atractivas. Con uno de nuestros viajes en tren, tu experiencia vacacional no comienza solo en el lugar donde quieres estar, sino justo detrás de tu puerta. Viaja por su paisaje pintoresco y disfruta de tus vacaciones en una de las ciudades más bellas de Francia.

A Francia en tren

España está muy bien conectada con el país galo gracias a la compañía Renfe-SNCF que, con el AVE y los TGV, te lleva a Francia en alta velocidad. Alguna de las rutas que opera, por ejemplo, son el trayecto Madrid-Marsella en 7h 44min, pasando por Zaragoza, entre otras, o el trayecto Barcelona-Toulouse en 3h 14min.

Para más información, puedes visitar nuestra página sobre SNCF, la compañía ferroviaria líder del país, o encontrar información útil en Viajar en tren por Francia.