Llegar a Florencia

Florencia es una ciudad famosa por sus icónicas obras de arte, esculturas y monumentos, que van desde el David de Miguel Ángel y su Doni Tono hasta la fuente de Neptuno. Sus museos son auténticas joyas que albergan colecciones pictóricas de gran valor. Entre ellos destacan la Galería de los Uffizi, la Galería de la Academia y el Museo Palazzo Davanzati. Incluso si no te va demasiado la pintura, los edificios en sí son bellezas arquitectónicas que bien merecen una visita.

Asegúrate de dar un paseo por las orillas del río Arno y el Ponte Vecchio, el Puente Viejo que data de la época medieval. También, de hacer una foto al techo abovedado de la Catedral de Santa María del Fiore, conocida como el Duomo, antes de pasar el resto de la tarde explorando las cámaras y galerías del Palacio Pitti. Ah, y por supuesto no dejes de probar el típico gelato recién hecho en alguno de los muchos salones que se encuentran salpicados por la ciudad. Firenze Santa Maria Novella es la estación central de trenes de la ciudad.

Cómo moverse por la Toscana en tren

No importa el punto de partida: es fácil llegar a los diferentes destinos de la Toscana viajando en tren. Por ejemplo, puedes viajar en tren de Florencia a Pisa en tan solo 50 minutos. Esto significa que puedes fácilmente establecer base en Florencia y visitar Pisa en un viaje de un día, regresando de vuelta por la noche. Coge el tren en la estación de Firenze Santa Maria Novella y bájate en la estación de Pisa Centrale, la estación principal de la ciudad. Hazte una foto con la Torre Inclinada de fondo y también visita los jardines de la Piazza del Duomo, que están al lado.

Solo se tarda 30 minutos en llegar desde Pisa a Lucca en tren. Lucca es un remanso de paz donde impera la vida italiana tradicional y cuenta con lugares interesantes que visitar como la Torre Guinigi, con su distintivo color rojo anaranjado y su inusual techo con árboles. Este es un lugar ideal para visitar grandes iglesias medievales, como la catedral de San Martín, así como para recorrer el sendero que rodea las antiguas murallas de la ciudad.

El viaje en tren de Florencia a Siena dura aproximadamente 1h y 20min. Siena es conocida por la ornamentación decorativa de sus edificios, incluida la distintiva biblioteca Piccolomini, ubicada junto a la catedral. En el interior, los amantes de la literatura podrán admirar los coloridos frescos, así como los textos antiguos que los acompañan. Il Palio di Siena, la famosa carrera de caballos bianual, también tiene lugar aquí durante la estación de verano.

Ciudades con conexión directa con Florencia

Pisa, Lucca y Siena tienen conexión ferroviaria directa con Florencia, por lo que son perfectas para hacer excursiones de un día o incluso pasar un par de días en cada una si se prefiere un recorrido más largo. Otras ciudades de la Toscana con enlaces directos en tren a Florencia son San Gimignano y Livorno.

San Gimignano es una ciudad montañosa en la que puedes perderte entre sus sinuosas calles adoquinadas, famosas en esta evocadora y pintoresca parte de la Toscana. Al llegar aquí, lo mejor es dar un paseo a la luz del sol y seguir los senderos que conducen a las afueras de la ciudad. Estos ofrecen magníficas vistas panorámicas desde lo alto de las colinas, donde se puede admirar el antiguo horizonte de San Gimignano. Está a tan solo una hora en tren desde Florencia.

Livorno es una ciudad portuaria ubicada en el mar Tirreno, por lo que ¿qué mejor lugar para explorar la costa en un paseo en barco que aquí? Livorno también cuenta con su propio Barrio de Venecia, que se asemeja a la ciudad homónima, con sus pintorescos canales y puentes. Pero aún hay más, porque Livorno ofrece una selección de spas termales que visitar, para que puedas conectar con las raíces romanas de la ciudad y relajarte en las piscinas climatizadas. Está a poco más de una hora de Florencia.

Hacer una ruta de vino en tren

Otra de las ventajas de viajar en tren es la posibilidad de realizar una ruta de vinos por la Toscana. Esta es una de las mejores regiones vinícolas de Italia, e incluso de Europa. Con el sol siempre presente, las condiciones son perfectas para el cultivo de las variedades de uva Trebbiano, Vermentino, Vernaccia y Malvasia. Este es el hogar de los modernos vinos Super Toscanos, ahora populares en bodegas de todo el mundo. Las famosas variedades Chianti y Carmignano también vienen de aquí.

Chianti es una excelente zona para hacer excursiones. Desde aquí se puede coger un tren hasta la estación de Castellina in Chianti-Monteriggioni, situada en el corazón de la región vinícola. El viaje en tren desde Florencia tiene una duración de 1h y 15min. San Gimignano también es una ciudad productora de vino, donde se pueden realizar recorridos por los viñedos locales que se encuentran más allá de los límites de la ciudad. Rufina está cerca de la región vinícola de Pomino, a la que también se puede acceder fácilmente en tren en tan solo 20 minutos desde Florencia.

También encontrarás que estos destinos tienen excelentes tiendas de vinos dentro de las propias ciudades, que son excelentes opciones para regalar si no estás dispuesto a realizar excursiones. Además, los restaurantes locales son excelentes lugares para probar las especialidades de cada lugar que se visita.

Aprovecha al máximo la Toscana viajando en tren

Con paisajes asombrosos y un rico patrimonio artístico e histórico, no es de extrañar que la Toscana sea una de las regiones más visitadas de Italia. Desde los ondulantes viñedos hasta los numerosos pueblos pequeños que salpican las colinas, o las grandes ciudades que hacen que la Toscana sea famosa, todos son fácilmente accesibles cuando viajas en tren. Consulta nuestra amplia gama de horarios y consigue ofertas especiales a la hora de comprar tus billetes de tren con nosotros. Si quieres saber más, visita nuestra página Viajar en tren por Italia.