• Málaga, Picasso y el mar
  • Cádiz, sol en la Tacita de Plata
  • Bilbao, gastronomía y cultura
  • Zaragoza, mucho más que El Pilar
  • Alicante, el esplendor de la costa mediterránea
  • Almería, la herencia de al-Ándalus
  • Salamanca, la ciudad universitaria
  • León, ciudad de contrastes
  • Pontevedra, Conjunto Histórico Artístico
  • Córdoba, a orillas del Guadalquivir

 

Málaga, Picasso y el mar

Málaga es la ciudad de Picasso y recorrer sus pasos es una manera diferente de conocer esta ciudad. Pásate por la plaza de la Merced 15, donde nació, continúa por el colegio de San Rafael, donde estudió, y acaba en la plaza de Toros La Malagueta, donde disfrutaba con las corridas. Para ver su obra, acércate al Museo Picasso.

Ubicada en plena Costa del Sol, aquí tienes que bañarte en sus playas aprovechando un clima excepcionar durante todo el año. El Palo, La Malagueta y La Caleta son las más conocidas. Pero en Málaga también hay que probar su gastronomía. En muchos chiringuitos junto a la playa podrás degustar sus deliciosos espetos.

A Málaga en AVE

Desde la capital puedes llegar cómodamente en AVE a la estación principal de la ciudad, Málaga-María Zambrano, ya que el viaje de Madrid a Málaga dura 2h 24min. Otra opción es hacer una escapada de fin de semana desde Valencia a Málaga. Con un transbordo en Córdoba, el trayecto dura 4h 15min.

Cádiz, sol en la Tacita de Plata

También en Andalucía, Cádiz te enamorará por la alegría de su gente, el colorido de sus calles, su pescaíto frito, su tortilla de camarones y sus increíbles playas, como Cortadura o Victoria. La ciudad es conocida por su carnaval y el concurso de chirigotas. Para ver las mejores vistas de la urbe, sube a la Torre de Tavira.

Hay varias teorías que explican el sobrenombre de la Tacita de Plata con el que es conocida esta ciudad andaluza. Una de ellas dice que es debido a la forma que tiene el casco antiguo de la ciudad, que queda rodeado de agua, dando la sensación de estar subida sobre un platillo, como si de una taza se tratase. Otra dice que es por la cantidad de gente adinerada que vivía aquí en los siglos XVII y XVIII.

A Cádiz en Alvia y Media Distancia

Desde la estación Sevilla Santa Justa se llega en aproximadamente 1h 32 min a la estación de Cádiz en tren Alvia y Media Distancia. La ruta Córdoba-Cádiz se hace en 3h 13min. El recorrido en trenes Alvia de Madrid a Cádiz dura 4h 18min y el de Ciudad Real-Cádiz, 3h 24min.

Bilbao, gastronomía y cultura

Ubicada en el norte de España, Bilbao guarda una joya, el Museo Guggenheim. Esta galería de arte contemporáneo es impresionante por fuera, gracias al diseño de Frank Gehry, y por dentro, por sus exposiciones. El Teatro Arriaga recibe el nombre de Juan Crisóstomo Arriaga, que se conocía como el Mozart español.

La gastronomía bilbaína también es cultura. De hecho, cuenta con 6 estrellas Michelín. Pero si tu presupuesto es algo más ajustado, vete de pintxos por el centro histórico. En tu escapada de fin de semana en tren también tienes que probar otros platos, como las angulas a la bilbaína, las cocohas de merluza en salsa verde, el marmitako o el bacalao al pil-pil. Todo exquisito.

Trenes a Bilbao

La estación de Bilbao Abando ofrece servicio de Cercanías y de Larga Distancia. Con trenes AV City puedes viajar de León a Bilbao en 4h 48min. La ruta desde la estación de Madrid Chamartín dura 5h 4min en Alvia.

Zaragoza, mucho más que El Pilar

Aunque es conocida por su imponente Basílica del Pilar y por las fiestas del mismo nombre, Zaragoza es mucho más; es una unión de diferentes culturas de los pueblos que la han habitado a la largo de su historia, romanos, musulmanes, judíos y cristianos. Por ello, se conoce a la capital aragonesa como la ciudad de las 4 culturas.

AVE a Zaragoza

La estación de tren Zaragoza Delicias se encuentra a muy pocos pasos del centro de la ciudad aragonesa. En menos de 4 horas puedes ir en AVE de Málaga a Zaragoza. Si viajas desde la capital española, coge el AVE que cubre el trayecto Madrid-Zaragoza en tan solo 1h 15min.

Alicante, el esplendor de la costa mediterránea

Hablar de Alicante es sinónimo de costa mediterránea y la puedes descubrir de varias maneras. Desde el mar, bañándote en playas como la del Postiguet, la Albufereta o San Juan, en las que también podrás practicar deportes acuáticos. Descúbrela a través de su gastronomía degustando su plato estrella, la paella, y bebiendo vino con Denominación de Origen Alicante.

Si prefieres descubrirla a través de sus calles, pasearás por calles peatonales decoradas con casas blancas. Sube al Castillo de Santa Bárbara para disfrutar de unas vistas impresionantes o pasea por la Explanada de España, cuyo suelo recrea las olas del mar. Si quieres naturaleza, vete al parque Canalejas, donde verás ficus centenarios.

Viaja a Alicante en tren

A la estación Alicante Terminal se puede llegar en AVE, tren Alvia o Euromed. Este último cubre el trayecto Valencia-Alicante en 1h 36min. También puedes viajar en AVE de Madrid a Alicante. El tren más rápido tarda 2h 22min en llegar.

Almería, la herencia de al-Ándalus

El territorio de al-Ándalus ocupaba toda España durante la Edad Media y en Almería podrás ver una de sus joyas, La Alcazaba, la segunda construcción musulmana más grande de la península ibérica después de la Alhambra de Granada. Bajando por el Barranco de la Hoya, verás la antigua muralla de Jayrán, que rodeaba la ciudad. En el cerro de San Cristóbal hay 7 torreones, 3 de ellos musulmanes.

Trenes a Almería

Hasta la estación de Almería llega, en poco más de 6 horas, un Talgo que cubre el trayecto Madrid-Almería. Más corto es el trayecto en trenes de Media Distancia de Granada a Almería. El trayecto dura 2h 41min.

Salamanca, la ciudad universitaria

Salamanca es la ciudad universitaria por excelencia en el país ya que cuenta con la universidad más antigua de España, que sigue en activo. Aunque sea muy típico, hay que buscar la rana en su fachada. Pero por fachadas, la de la Casa de las Conchas, que tiene 300. A la hora de hacer una pausa, vete al centro y pide jamón de Guijuelo. Te dejará sin palabras.

Tren a Salamanca

Salamanca está muy cerca de la capital española, por lo que el viaje en tren Alvia de Madrid a Salamanca dura apenas 1h 36min. Los mismos trenes operan la ruta desde la estación Segovia Guiomar en poco más de 1 hora.

León, ciudad de contrastes

León, bañada por el río Bernesga y lugar de paso de los peregrinos del Camino de Santiago, es tu destino si te gusta la arquitectura. Tiene una de las catedrales góticas más bonitas del país, con unas vidrieras que hay que ver desde el interior para apreciar el arco iris que se crea cuando brilla el sol. Casa Botines es uno de los pocos edificios que Gaudí diseñó fuera de Barcelona.

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, la Colegiata de San Isidro o el convento de San Marcos son otros lugares de interés. Después de las visitas es hora de llenar el estómago y en León es un placer. En el barrio Húmedo y en el Romántico te ponen las tapas sin pedirlas, gratis, cada vez que tomas algo. Igual tienes suerte y te toca una de morcilla, uno de sus productos más típicos.

Tren a León

Viajar en tren de Madrid a León es muy rápido. Con el AVE llegas en 2h 06 min, y en 2h 15min con el tren Alvia. Otra opción es hacer la ruta Oviedo-León en tren Regional que tardan 2h 13min en llegar. Desde la estación Valladolid Campo Grande sale un tren Alvia que cubre el trayecto hasta León en 1h 10min.

Pontevedra, Conjunto Histórico Artístico

La hospitalidad de esa ciudad se refleja en el siguiente dicho gallego: "Pontevedra da de beber a quien pasa". Disfruta de ella haciendo una ruta por sus plazas. La da Ferrería es la más grande. La de Leña y la de la Verdura son ideales para tomar algo en sus terrazas. En la de Mendez Nuñez puedes hacerte una foto con la estatua de Ramón María del Valle-Inclá.

Su centro histórico es pequeño y casi todo peatonal. Fue declarado Conjunto Histórico Artístico por sus monumentos medievales, barrocos y renacentistas. Un ejemplo de ello es la Basílica de Santa María la Mayor o las ruinas de Santo Domingo.

Tren a Pontevedra

Llegar a Pontevedra es muy fácil desde el resto de ciudades gallegas. Desde la estación Vigo Guixar sale un Regional que te deja en el destino en media hora. La ruta Santiago de Compostela-Pontevedra, también en Regional, dura 56min. El tren Alvia de Madrid a Pontevedra tarda 6h 25 min.

Córdoba, a orillas del Guadalquivir

Ubicada en pleno centro de Andalucía, Córdoba es una de las ciudades con más encanto de España. De gran influencia árabe en su arquitectura, es una ciudad perfecta para descubrirla en un fin de semana en tren. La Mezquita-catedral, el puente Romano a su paso por el río Guadalquivir y esos característicos patios repletos de flores son sus mayores sellos de identidad. Pasea por las Tendilla y, cuando tengas hambre, entra en una taberna y pídete un salmorejo y un flamenquín.

AVE a Córdoba

Córdoba se encuentra muy bien conectada en AVE con las principales ciudades españolas. El trayecto de tren de Madrid a Córdoba es directo y tiene una duración media de 1h 48min. En apenas 42 minutos llegarás a la ciudad si optas por la ruta Sevilla-Córdoba.

Una escapada de fin de semana en tren es una de las formas más baratas de viajar. Descubrir estas ciudades españolas es un lujo en tren, ya que disfrutarás también de sus paisajes. Si te has quedado con ganas de más, también puedes ir en tren a otros destinos, como Cáceres, Madrid o San Sebastián.